El secreto de la vainilla

No apto para daltónicos

 
¿Por qué el cielo es de color azul?    

Todos hemos visto un arco-iris o como aparecen todo tipo de colores a través de ciertos cristales tallados (prismas). Y lo cierto es que representan el mismo fenómeno que explica el color azul del cielo.La luz del Sol se denomina luz blanca y es la suma de todos y cada uno de los colores que podemos ver. Hoy en día cada uno de estos colores se identifica con una radiación de una frecuencia determinada. La forma mas precisa de identificar un color o radiación es por su frecuencia.Cuando esta luz blanca atraviesa una gota de agua, en el caso del arco-iris, o un cristal, en el caso de los prismas, o la atmósfera, en el caso del cielo, atraviesa un dieléctrico (palabra que se utiliza para identificar a ciertos materiales, de los que por cierto suelen estar fabricados los microprocesadores) y cada color del que está compuesta la luz toma una dirección diferente. Técnicamente este fenómeno se denomina dispersión.

Así que una vez que la luz atraviesa el material, y puesto que cada color toma una dirección diferente, dependiendo de donde estemos, nos llegará un color u otro. En el caso del cielo se puede decir que la atmósfera está compuesta de un material tal que la luz azul es muy sensible a este cambio de dirección y que nuestra posición posibilita que ese color llegue hasta nosotros.

A medida que el Sol cambia su posición en el horizonte, el color del cielo se va poniendo anaranjado, es decir, que nuestra posición con respecto al foco de luz (el Sol) y al gigantesco prisma que representa la atmósfera es tal que el color que nos llega es el color naranja. Esto es debido a que la luz blanca atraviesa mucha más atmósfera que cuando el foco (Sol) estaba en otras posiciones, por lo que sufre más la desviación de trayectoria que es la dispersión. Por otra parte, se puede observar que las nubes, en el caso de que las haya, están iluminadas por un color diferente, más rojizo que el cielo, incluso llegando a veces a tonos morados, y es porque ellas están en otra posición que posibilita que le lleguen dichos colores.
 
En el caso de otros planetas, debido a tener una atmósfera con distinta composición a la de la Tierra, el color del cielo no es azul. En Marte, por ejemplo, es rojo, en Júpiter es anaranjado, etcétera.

Por otra parte, el último rayo que podemos ver del Sol cuando se oculta, debido a su zona de procedencia (el punto superior de la esfera del Sol) y debido a la inclinación con la que este sale hacia nosotros, es de una frecuencia tal que al llegar a la atmósfera y sufrir la dispersión llega a nosotros en forma de color verde (se ve un rayo verde). Para que esto ocurra debe haber unas condiciones meteorológicas muy concretas, para que el dieléctrico que es el aire tenga ciertas propiedades especiales. Es un fenómeno difícil de observar por todas las condiciones que deben coincidir.

 
Anuncios

5 enero 2006 - Posted by | curiosidades

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: