El secreto de la vainilla

Deje la correspondencia (si se atreve)

 

Diseñado para recibir correspondencia, el buzón se ha transformado en un claro indicador de la personalidad de la gente que reside en una casa.Recorriendo pequeños y tranquilos pueblos, seguramente encontrará amantes de los animales que no dudarán en instalar buzones con forma de vaca, perro o extrañas aves.También existe la posibilidad de que se tope con

un ferviente religioso o con un afable pescador de pueblo que todas las tardes se sube a su bote con motor fuera de borda para intentar atrapar ese gran pez.Claro que no todas las personas optan por un buzón de estas características. Algunos prefieren la sutil caricia de un martillo, o el toque de humanidad que inspira el Tío Sam.¿Qué mejor que recibir al cartero con un buzón como

éste? No sea cosa que alguien pretenda robarnos las cuentas de luz.Finalmente, se encuentran aquellos que confunden el mundo real con la fantasía, e instalan monstruosos buzones, algunos inclusive, sin pantalones.

Anuncios

28 febrero 2006 - Posted by | curiosidades

1 comentario »

  1. Yo en mi casa imaginaria pondria el del monstruo, que ya le mola. Estan chulos los buzones, eso sí a mi el de la iglesia o el del tio sam me daria vergënza ajena tenerlo…por diox!!! Y en cuanto a originalidad votaría por el del martillo, la pistola o el “sin pantalones”. Estan muy currados todos eso hay que decirlo!!!

    Comentario por Jessica | 9 marzo 2006 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: