El secreto de la vainilla

las palabras ocultas tras el abanico

A veces nos escondemos de nuestros sentimientos e intentamos que no se note lo que pasa por nuestra cabeza o corazón en el momento en que, de repente, nos encontramos con alguien a quien no esperábamos ver. 

Desde hace unos meses, el abanico es lago que casi todo el mundo tiene cerca, sobre todo los que no soportamos el aire acondicionado y preferimos el natural, o en su defecto, el que nos puede aportar este utensilio, que, en ocasiones, nos puede ayudar a ocultar esas palabras que están ansiosas por salir de nuestra boca.

En la actualidad, el abanico ha pasado a ser un mero complemento. Aunque se pueden relatar cientos de casos en la historia en los que aparece el abanico, este tuvo su gran época de esplendor como vehículo de un lenguaje invisible y cifrado con el que se podían expresar sentimientos e incluso se podían pasar contraseñas con la más variada finalidad.

Es ese lenguaje secreto del abanico o esas palabras ocultas tras él, las que le convierten en un objeto indispensable, aunque cada vez se use menos.

Ahora, debemos estar atentos y aprender a descifrarlas

Anuncios

19 julio 2007 - Posted by | mis cosas

4 comentarios »

  1. Y por qué ocultarlas?

    La vida sería más fácil si nos dejáramos llevar por nuestros sentimientos y dijéramos siempre lo que pensamos en ese momento preciso.
    Las palabras que no se dicen a tiempo, luego no tienen el mismo significado.
    Como decía Víctor Manuel: ” a dónde irán los besos, que no damos?”
    pues lo mismo pasa con las palabras

    Un saludo

    Comentario por Arwen | 19 julio 2007 | Responder

  2. Y tenía que ser verde el abanico…

    😉

    Comentario por El calze | 20 julio 2007 | Responder

  3. A veces, hay que ocultar las palabras aunque no tengas un abanico, ya que no todo lo que piensas puede decirse, hay sentimientos que pueden dañar a muchas personas, o incluso ser interpretadas de una forma distinta a la que tu has pensado, a veces hay que ponerse detrás de un abanico imaginario y no interpretar ningún sentimiento

    Comentario por Juan Carlos | 21 julio 2007 | Responder

  4. Gracias por escoger un abanico de Abacoarte.com para ilustrar estas reflexiones tan interesantes. Si alguno de los lectores se anima a visitarnos y comprar uno, con mucho gusto le haremos un descuento especial del 5%.
    La autora, por supuesto, tendrá un descuento mayor…
    Un cordial saludo,

    Comentario por AFR | 6 septiembre 2007 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: