El secreto de la vainilla

ni truco ni trato

Hace unos días se celebró Halloween. Fuente de inspiración de cientos de películas y costumbres envueltas en naranja y negro que desde hace un tiempo ya exceden los límites de Estados Unidos. Los americanos puede que nos superen en muchas cosas, pero en esto de las tradiciones, yo me quedo con las vividas desde hace tiempo, porque aunque evolucionen con los años, siempre son únicas.

Cambio mil veces una calabaza que alumbra de forma terrorifica por la lumbre de un brasero o una chimenea en una casa perdida en el norte de Cáceres.

En lugar de las “cookie ghosts”, me quedo, sin duda, con los buñuelos o huesos de santo, hechos desde antaño con el cariño de esas mujeres que examinan minuciosamente a los visitantes de su pueblo un 1 de noviembre.

No reemplazaría una tarde entera cantando con un videojuego y 8 personas por jugar en la House of terror, un lugar donde los pequeños estadounidenses aprenden a jugar con el miedo.

Me gusta tener agujetas de subir las múltiples cuestas de Robledillo (por poner un ejemplo) y no por caminar toda la noche pidiendo dulces por las calles de New York.

Y sobre todo, quiero seguir viendo las típicas casas antiguas; los típicos andamios mal puestos porque las condiciones del suelo así lo exigen; la típica puesta de sol, que cada vez muestra algo nuevo…

Descubrir todo esto, entre bromas y risas de esas personas, que han aumentado tu saquito de amigos, no requiere ni truco ni trato

¿En una hora volvemos?

Anuncios

2 noviembre 2007 - Posted by | mis cosas

7 comentarios »

  1. Desde luego esas 8 personas tampoco te cambiarian por ninguna de esas costumbres americanas. Bienvenida a la chupipandi.

    Comentario por Ciruela | 2 noviembre 2007 | Responder

  2. Y LAS CASTAÑAS?

    te has olvidado de las castañas

    Comentario por calze | 2 noviembre 2007 | Responder

  3. Ha sido un placer disfrutar contigo de los típicos coches blancos, los típicos lugareños sonrientes que alzan sus manos al viento que huele a pueblo y los típicos cafés con leche y azúcar.

    Un besazo.

    Comentario por patricia | 4 noviembre 2007 | Responder

  4. Pues no veas tú si todas esas costumbres las destierras y te quedas toda una tarce encerrado en un estudio hablando de fútbol. Ni castaña ni tiempo para cogértelas ¡Anda que escribir aquí para dar envidia! ¡Golfa!

    Un beso

    Comentario por ivan | 5 noviembre 2007 | Responder

  5. No olvides, esas tipicas tardes de frio junto a los amigos, cantando, comiendo y riendo, me valen unos buñuelos de nata o chocolate con los amigos de siempre y los nuevos, y no tanto truco…..

    Comentario por Noelia | 5 noviembre 2007 | Responder

  6. no lo olvidaré tocaya

    al de la radio decirle que transmitas estas palabras a tu querido coordinador deportivo:

    “TENGO AMIGOS VASCOS”

    Patricia, aunque pequeñita…QUE GRANDE ERES!

    Comentario por noe | 5 noviembre 2007 | Responder

  7. Yo tanpoco estoy dispuesto ha hacer ningún trato por si viniera acompañado de algun truco que pudira llegar a estropear ese típico ratito con unos buenos amigos en ese típico pueblecito con su típica anciana fiel seguidora de grada siete y ferviente admiradora de la presentadora.

    Comentario por javi | 6 noviembre 2007 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: