El secreto de la vainilla

imaginándote

 

Nunca dejaré de pensarte. Destino, suerte… jamás he entendido donde se escriben las historias, que como esta, se vivirán algún día.

Nunca dejaré de soñarte, se lo he dicho a mi conciencia, aquella que se resguarda en silencios, donde mi mundo, con su cobardía, no puede llevarla a pasear (ya he dibujado tus manos).

Nunca dejaré de imaginarte, porque naciste dentro de mi, sublime, ansioso de la ternura que llevo guardada, queriéndola hacer tuya.

No, nunca lo haré (aunque ya lo he hecho), pero fue porque las esperas cansan, debilitan la creencia, arrebatan la misma fe, pero creo que al final del camino, alguna tarde o alguna noche los labios pronunciarán palabras que ahora sólo se dicen en mi mente.

Te veré entre mis sueños, procurando no despertar, asumiendo que el cansancio me lleva en sus brazos, y ahí, en esos espacios tan solo míos poder besarte (pero aún tengo que dibujar tus labios).

Te descubriré en el amanecer, besándote (despacito).

Estarás en las nuevas palabras que irán surgiendo de mi inspiración, escritas en miles de papeles (también aqui, de manera virtual) en ese arrebato un tanto bohemio que tengo a diario por dar vida a pensamientos de la única forma que sé y que calman mi desesperación de no saberte, de no sentirte y de no conocer del todo tu cuerpo (he proyectado tu silueta).

Estarás en los instantes mientras espero que la luna llegue, cuando las estrellas se ven lejanas (ya las he pintado mil veces) 

Si, permanecerás ahí. Te esperaré, aunque ahora solamente seas un boceto, un dibujo de mi imaginación…

Anuncios

7 noviembre 2007 - Posted by | mis cosas

9 comentarios »

  1. Yo también, aquella madrugada que te dejé en el rellano me hubiese gustado sentir algo mas que un simple abrazo, algo que poder llevarme en el largo camino de vuelta a casa, no se, siempre me quedará aquella preciosa sensación de lo que pudo ser y nunca fue, sin nada mas que decirte me despido; un abrazo… y un beso.

    Comentario por Anonimous | 10 noviembre 2007 | Responder

  2. y a qué olia ese “simple” abrazo?

    por qué no me das alguna otra pista?

    Comentario por noe | 12 noviembre 2007 | Responder

  3. Y por qué no le das color al boceto?

    La vida en blanco y negro es muy aburrida.

    Un besote.

    Comentario por Patricia | 12 noviembre 2007 | Responder

  4. cuando quien se tiene que identificar se identifique, pondré color de nuevo, y post y demás, hasta entonces estaré en huelga

    como los guionistas

    Comentario por noe | 13 noviembre 2007 | Responder

  5. No nos prives de tus artículos. Desconvoca la huelga.

    Ya había comentado esta misma entrada en tu espacio, que por lástima desapareció. No quise repetirme cuando lo vi por aquí, pero, si vale para que vuelvas a escribir recreo los versos que resucitaron tus palabras. Vienen de la caverna y fueron inspirados por el ser más dulce que conozco. Hoy te pido permiso para traerlos hasta aquí si eso sirve para que vuelvas a escribir:

    “Un día me preguntaste que por qué te quería tanto, si apenas te conocía. De inmediato respondí, sin pensarlo, “porque eres tal y como te he dibujado durante toda mi vida”.

    Durante años mis dedos dibujaron bocetos, trazos desbaratados que pronto desdibujaba, que se salían del papel, o no sabía colorear. Dibujé sonrisas, ojos azules, negros y verdes. Dibujé algún seno inacabado, un busto perfecto que no sabía perfilar, e incluso trazos generosos que guardé durante días y terminé por arrojar con rabia a la papelera, por mentirosos, por quererme convencer de una perfección que no existía. Dibujé sexos de sabor amargo por el simple hecho de dibujar. Dibujé corazones que no era capaz de redondear. Dibujé brazos que no querían abrazar, labios que no besaban y pupilas que no sabían mirar. Dibujé manos sin caricias, espaldas sin mar. Dibujé tantas mujeres que pensé que era yo quien no sabía, y dejé de dibujar.

    Pero un día volví a hacerlo. Comencé por tu sonrisa, que me acunaba al despertar. Con dos leves pinceladas dibujé una mirada que reflejaba sinceridad. Dibujé tu cabello para perderme en su aroma, para dejarme acariciar, por la brisa y su fragancia. Dibujé unos senos breves que me supieron cautivar y pinté miles de estrellas en una espalda que ya no puedo olvidar, que he recorrido mil veces con mi pincel, con mis dedos, dibujando libertad.

    Dibujé todos mis sueños y hoy, ya no puedo soñar.”

    Comentario por Juan Carlos | 13 noviembre 2007 | Responder

  6. muy muy bonito

    pero sigo en huelga

    Comentario por noe | 14 noviembre 2007 | Responder

  7. ¿En serio no vas a escribir más?

    Empezemos la caza y captura del abrazo misterioso!!

    😉

    Comentario por J. F. | 20 noviembre 2007 | Responder

  8. SONGS FOR THE BIRDS (OR BEES).

    I made bees for you, but you never came

    I L Y S M

    Comentario por BEE | 22 noviembre 2007 | Responder

  9. all I want for christmas is you!!!!

    Comentario por noe | 27 noviembre 2007 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: