El secreto de la vainilla

todo en su sitio

La primera impresión: como ha cambiado todo.

Plazas nuevas; múltiples calles peatonales; barrios enteros reformados, algunos en proyecto y una Ria más limpia que nunca…

Parece que nada es como antes.

Bilbao se va transformando poco a poco según voy dando pasos por sus calles, ahora adornadas con múltiples luces y unos árboles gigantes colocados estratégicamente con estrellas en su cúspide.

De repente un olor, que me transporta a un par de años atrás. Miradas y sonrisas de personas que me encuentro de casualidad y, de otras, que veo porque el paso del tiempo me transmite esa necesidad de refugiarme en sus brazos de nuevo.

Cafés y cocacolas largas, como las conversaciones y los paseos…

Quizá nada ha cambiado.

La impresión final: me encanta que todo siga igual, a lo grande.

Anuncios

31 diciembre 2007 - Posted by | mis cosas

1 comentario »

  1. Has cambiado tú. Has crecido y ahora sabes apreciar mucho más esas cosas que tenías ahí y que has recuperado. A veces viene genial reencotrarse con uno mismo en los lugares dónde forjó su pasado y creó su personalidad. Y Bilbao, y sus gentes, tienen que ser estupendo por cómo te hicieron.

    Comentario por Juan Carlos | 1 enero 2008 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: