El secreto de la vainilla

vienes conmigo?

nuestra isla

nuestra isla

Sus aguas son cristalinas, podrías reflejarte en ellas. Las hojas de sus palmeras te darían una brisa suave. El cobijo de su sol te haría olvidar este frío invierno.

Seis meses en los que estaríamos lejos. Tú de la historia que encierran esas piedras bimilenarias, yo de la belleza de Ambrosía. Pero juntos. Sin ese “te echo de menos” telefónico.

Bucearíamos por la Gran Barrera de Coral, te contaría mil historias sobre arrecifes. ¿Sabías que el de la costa de Queensland en Australia tiene más de dos mil kilómetros cuadrados y es una de las construcciones naturales más grandes del mundo?

Te lo demostraría. Cogería tu mano y pasearíamos buceando.

De día contaríamos las estrellas de mar que se pegan a las rocas. De noche, sin apenas parpadear y sobre una amaca, nos detendríamos en el millar de brillos que iluminan el mar, sin prisas.

Te has fijado en la barquita de la foto? Sería nuestro único medio de transporte.

Perfecto, ¿verdad?. Un sueño

De momento intentaré crear otra pequeña isla allí donde tú estás. No tendrá palmeras, ni playas, ni arrecifes. Pero será un pequeño rincón con lo justo para disfrutar de tus noches. Eso sí, con calefacción.

Anuncios

14 enero 2009 - Posted by | mis cosas

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: