El secreto de la vainilla

noche de candelas

Cartas, mapas, discos y algún que otro recuerdo más.

Todo quedó reducido a espectros que se perdían en la fría noche, la primera del mes de febrero.

Es cierto lo que me dijiste: “es ahora cuando comienza el 2009”.

Enero es un mes de transición. En nuestras letras del día a día nos olvidamos de que el año ha pasado. Pero ya no, ahora sí es 2009.

Quizás por eso la noche de las candelas se celebra un mes después de despedir al pasado más cercano. Durante unas horas se quema todo lo que ya no sirve, lo que está de más.

todo lo que no sirve

todo lo que no sirve

Por eso es ahora cuando hago mi balance del 2008, cuando decido dejar a un lado lo que me impidió por momentos compartir una sonrisa.

Lo primero, la falsedad, lo oculto, lo que parecía pero no es. No soporto las mentiras y si vienen de bocas de siempre me dan miedo. El sábado las tiré para que se perdieran para siempre entre esos troncos que avivan el fuego.

Tampoco quiero que en el nuevo año el valor de una palabra quede en el olvido. La constancia de unos ojos debe existir siempre, su forma de hablar sin pronunciar sonidos es lo que verdaderamente importa. A la hoguera con los descuidos.

El saber sin conocimiento. Las personas que creen tener todo en su cabeza, que allí ya no hay cabida para nada más. Los listos que jamás me regalarán una lección de vida… tampoco los quiero conmigo.

Las cosas feas, pero feas de verdad. Esas que su presencia o no, no altera el orden de los acontecimientos. Creo que el fuego devolvería a polvo todos los objetos inanimados (en el amplio sentido de la palabra).

Los temores. Las llamas nunca quemarían los sentimientos, las corazonadas, las ganas de seguir luchando. Durante el 2008 me han venido a la cabeza fantasmas absurdos, disfrazados con sábanas blancas que apenas relucían ya. Otras veces los he encontrado escondidos debajo de la cama para darme algún que otro susto. Hace unos días su espíritu aterrador no causó efecto en mí. Por eso me los llevé a Villafranca, guardados en el bolsillo y los solté. No lo puedo negar,volví la vista atrás un segundo… ya no había rastro de ellos.

Minutos perdidos, libros sin leer y sin escribir, llamadas sin hacer, mensajes que se quedan en la bandeja de salida sin enviar, vueltas de hoja y hojas dadas la vuelta… todo eso, se apagó en el momento en que las brasas asaban sardinas, pinchitos y calentaban las migas.

Anuncios

2 febrero 2009 - Posted by | mis cosas

2 comentarios »

  1. Así me gusta: que se queme todo… Y me gusta lo que has quemado: yo debería haber ido a una hoguera también.

    Comentario por LosViajesQueNoHice | 3 febrero 2009 | Responder

  2. Yo se que tú sabes lo valioso de tu presencia para mí en aquel instante…
    Gracias por la complicidad y por el silencio sabio.
    Te quedarás para siempre grabada en mi memoria como la única persona que fue cómplice de un instante único y grandioso en mi vida,
    ¿serían las sardinas o las migas? no lo sé, pero algo me dio fuerza de titanes, para coger el pasado más oscuro, meterlo en una bolsa de plástico y con premeditación y alevosía, ir sacando uno a uno…papeles manchados de sangre, huellas de furtivo, galgos escuálidos y yertos, cadáveres y restos de cadaver…Cómo ardían, coño…! tremendo combustible…
    Y al lado, esa mujercita, que observaba y callaba (” pues seguro que ahí van muchos recuerdos…”con su voz ajada, acompañándome contigo), cómo lo sabía…y para colmo, su nombre, Remedios…
    Purificador siempre, el fuego…destrucción y origen de la vida…
    Y después, ¿lo recuerdas? leves gotas de lluvia, para apagar todo rescoldo, que no quede nada… ” Audaces fortuna adiuvat”
    La fortuna ayuda a los audaces
    Gracias infinitas por compartir conmigo ese momento de fuego, cuyas benignas consecuencias no alcanzo a calibrar todavía…
    Gracias de corazón.

    Comentario por Eva | 3 febrero 2009 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: