El secreto de la vainilla

“hay imposibles que un día consigues sin darte cuenta”

Hay veces que en un sólo día se completa el proceso y te das cuenta de las personas que llenan tu vida: compañeros nuevos que poco a poco se van abriendo. Compañeros de antes que seguirán siéndolo para toda la vida, porque sólo ellos dan sentido a esa palabra. Amigos que tienen las frases adecuadas. Estudiantes de sueños que muchos han logrado cumplir. Familia que sabe cómo animarme aunque yo no diga que lo necesito. Cuatro personas ya muy especiales y que conozco mejor gracias a una velada nocturna.

Viernes, 17 de abril de 2009.

La revisión temprana de un vídeo en el que aparecía la familia de una persona con discapacidad, en la que se notaba el orgullo de unos padres por este chico que, aunque no madura igual que los demás, tiene su momento especial a diario. Las lágrimas inundaron mis ojos y un realizador, fijo en los frames negros que se cuelan, se percató de que mi emoción estaba ahí y apareció por fin una mirada cómplice entre nosotros.

Una comida blandita dividida en tres platos aliñados con dos personas que saben hacerme reír sin prejuicios.

Toda la tarde en su homónimo televisivo, con reencuentros, recuerdos, abrazos, conversaciones, frases colgadas de las paredes, tensión compartida por el directo, risas… COMPAÑEROS, así, en mayúsculas.

Un mensaje con ideas para próximas fechas, para vernos todos otra vez. Consejos sabios de una amiga que ahora vive en mi nuevo piso.

Dos llamadas: mi madre y mi hermana. A la vez que pensé en ellas miré el móvil y su sonido acompañó a sus nombres. Siempre con la vocecita del enano detrás. Algunos dicen que es telepatía, yo lo llamo verdadero amor.

Una noche con chuches, de esas que aún puedo comer; con confesiones de cinco bocas; un disco duro cargado de horas de comedias románticas que hemos visto mil y una vez; pijamas azules, verdes, negros, naranjas, a rayas; chupitos de vodka con vainilla, traído desde Finlandia especialmente para la ocasión; canciones interpretadas en una sesión de belleza llena de rizos, algunos más definidos que otros; una habitación solitaria, grande, que se llenó de respiraciones distintas de repente, de sueños que por una noche compartimos y saboreamos. Una fiesta de pijamas sin pintauñas.

Personas que contribuyen a ser quien soy, que me ayudan a encontrarme después de unos días sin definir mi paradero, que personifican a esa fuerza que necesito, y que, por encima de todo, me dejan claro que: “hay imposibles que un día consigues sin darte cuenta”.

Anuncios

20 abril 2009 - Posted by | de la vida cotidiana, Uncategorized

7 comentarios »

  1. me has dejado sin palabras….y con muchas lagrimas! gracias por ser como eres y dar mucha luz a todo esto q nos rodea q de vez en cuando es gris!
    mil noches mas como las pasadas! te kiero rekete

    Comentario por luisa | 20 abril 2009 | Responder

  2. Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino.
    Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar, mas otras apenas vemos entre un paso y otro.
    A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos.
    Tal vez cada hoja de un árbol se caracteriza uno de nuestros amigos.
    El primero que nace del brote es nuestro amigo papá y nuestra amiga mamá, que nos muestra lo que es la vida.
    Después vienen los amigos hermanos, con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros.
    Pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien.
    Mas el destino nos presenta a otros amigos, los cuales no sabíamos que irían a cruzarse en nuestro camino.
    A muchos de ellos los denominamos amigos del alma, de corazón. Son sinceros, son verdaderos.
    Saben cuando no estamos bien, saben lo que nos hace feliz. Y a veces uno de esos amigos del alma estalla en nuestro corazón y entonces es llamado un amigo enamorado. Ese da brillo a nuestros ojos, música a nuestros labios, saltos a nuestros pies.
    Mas también hay de aquellos amigos por un tiempo, tal vez unas vacaciones o unos días o unas horas. Ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro, durante el tiempo que estamos cerca.
    Hablando de cerca, no podemos olvidar a amigos distantes, aquellos que están en la punta de las ramas y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre una hoja y otra.
    El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas, algunas nacen en otro verano y otras permanecen en muchas estaciones. Pero lo que nos deja más felices es que las que cayeron continúan cerca, alimentando nuestra raíz con alegría. Son recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestro camino
    Te deseo, hoja de mi àrbol, paz, amor, salud, suerte y todo lo que puede desear una hermana que te quiere tanto.
    Simplemente porque cada persona que pasa en nuestra vida es única. Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros.
    Esta es la mayor responsabilidad de nuestra vida, y la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad.

    Comentario por MARIJO | 21 abril 2009 | Responder

  3. guau! tú si que me dejas sin palabras!
    te quiero tata

    Comentario por noe | 21 abril 2009 | Responder

  4. Yo creo que no hay nada imposible en esta vida y menos si tienes a gente como la que describes en este post.
    ¿A que la vida es maravillosa con ellos? Disfrútalos.
    Un saludo.

    Comentario por arwen | 21 abril 2009 | Responder

  5. Hace un montón que no celebro una fiesta de pijamas, con lo que me gustan.
    Un día quise organizar una y no me dejaron porque dicen que ya soy mayor para estas cosas, pero creo que son necesarias al menos una vez al año siempre!

    Comentario por cuatro días de la vida | 22 abril 2009 | Responder

  6. joe…soy una desgraciada…me tiro 10 minutos escribiendo y va y no se ha guardado…voy a intentar recordarlo…

    “Siempre he creido que las cosas que te pasan en la vida, cuanto mas simples y sencillas más te llenan…una persona me lo dijo hace bastante tiempo y no dejo de repetirlo porque en mi se cumple…aquella noche para mi fue exactamente eso, una fiesta q no era fiesta, pues era solo una excusa para hacer algo diferente y estar juntas, no se organizo debidamente, fue deprisa y corriendo…y aunque me quejase de que faltaban cosas (no lo voy a repetir q seguro q me linchais,jejeje), no era asi, hubo ilusión, confesiones, risas…lo más importante no faltó, porque ciertas personas no fallaron a la cita…aunque a mi juicio si faltó algo…el “tiempo” nunca es suficiente cuando se esta “in good company” . Gracias

    Comentario por fanny | 26 abril 2009 | Responder

  7. jo

    Comentario por noe | 27 abril 2009 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: