El secreto de la vainilla

¿te has fijado?

Si pasas por el puente Lusitania a las ocho y cuarto de la tarde y contemplas su pequeño universo, verás como poco a poco unas luces se tornan de un verde turquesa precioso. Si paseas a esa misma hora por el Puente Romano, comprobarás como la luna empieza a reflejarse bajo sus aguas. Y si miras al cielo podrás seguir el vuelo perdido de las aves que intentan formar grupos de viaje para emigrar lejos de aquí.

La que escribe, en un lugar llamado "paraíso"

Esto pasa en Mérida. Pero si andas por el norte de Extremadura encontrarás los atardeceres más lindos.

Este otoño, mi tiempo libre quiero dedicarlo a eso que hago en la foto. En ese momento era verano.

Ahora, quiero calcular cuánto tarda en esconderse el sol tras las montañas, en el oeste del oeste. Quiero verificar que los días, según van pasando, se van haciendo más cortos. Quiero examinar cómo esas corrientes de aire, de las que me hablaste, se vuelven frías hasta el punto de tener que abrigarnos.

Sí, octubre está a la vuelta de la esquina. Llega después de un verano maravilloso y de treinta días inigualables.

Anuncios

29 septiembre 2010 - Posted by | mis cosas

1 comentario »

  1. No sé si envidio más la foto o a la fotografiada… ¡qué poco tiempo dedicamos a observar cómo es el mundo el que se mueve! ¿Qué la cañita esa que te debo no nos la tomaremos en el puente?

    Comentario por Sonia | 5 octubre 2010 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: