El secreto de la vainilla

punto de partida

Por primera vez me he sentado a observar.  Sólo como una espectadora más.

Hasta la pasada noche no me había dado cuenta de lo que os voy a echar de menos.

Siguen vuestras sonrisas como el primer día, como aquella vez en la que aún sin saber bien qué hacía, entré por la puerta de un centro, de una casa y de una vida con discapacidad.

Hace un mes que os dejé y hasta ayer no me dí cuenta de que me he marchado. Dos años con vosotros, con vuestras historias que he hecho mías. Ayer fueron pasando poco a poco, muy resumidas, delante de mí.

Todo gracias a esa gala que mis antigüos compañeros han estado preparando, durante mucho tiempo, con mimo, la única manera de hacer bien las cosas.

Cada persona, cada lugar, cada canción, cada palabra… todo eso, escogido para el momento, venía compañado de recuerdos imborrables.

Si me permitís el atrevimiento, lo tomo como un regalo de despedida por parte de todos. Anoche fui consciente de lo que Escúchame fue y será siempre para mí.

Anuncios

30 marzo 2011 - Posted by | mis cosas

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: