El secreto de la vainilla

una estrella más en el cielo

Él la amaba. La amaba con respeto, con cariño y con mucha devoción.

Llevaban juntos desde su juventud. Y, juntos, habían criado a nueve hijos. Durante años, habían soportado huchas rotas, cuentas incalculables, escasez de tiempos difíciles, muy difíciles. Pero a él nunca le faltaba una sonrisa en la cara. A ella ese gesto le daba fuerzas. Él lo sabía.

Las preocupaciones aumentaban. Hubo que emigrar y separarse de sus orígenes. Pero ella encontraba la salida en los detalles cotidianos que él tenía.

Era un hombre grande y no sólo por su estatura. Él tenía la clave de la felicidad y se la prestaba a los que la necesitaban.

Nos dejó hace ocho años y antes de marcharse para siempre dijo que cuidáramos de ella.

Ayer, ella se fue también. Se reunió con él. Supongo que le echaba de menos. Ocho años separados es mucho tiempo después de toda una vida.

Hoy me he perdido la puesta de sol, pero dicen que ha sido de las más bonitas que se han visto en mucho tiempo.

 

Para mis abuelos.

Anuncios

19 febrero 2012 - Posted by | mis cosas

6 comentarios »

  1. Que bonito. Estaba esperando algo así. Anoche vi una estrella más brillante que de costumbre y una fugaz que pasó para unirse a ella. Sé que desde ahí arriba estarán muy orgullosos de ver el cariño con que los recuerdas. Aquí se queda una parte muy importante de ellos y es el carácter, personalidad y humanidad que habéis heredado. Un abrazo muy fuerte y todo mi cariño en un momento tan difícil.

    Comentario por Juan Carlos | 19 febrero 2012 | Responder

  2. Noe muchas gracias por esas letras, yo también ayer cuando vi la puesta de sol pensé en ellos, era la más bonita vista jamás, era la sonrisa del sol ante dos personas que se habían unido en la otra vida y que siempre se quisieron, aunque la emigración es muy difícil y fue difícil sobre todo para nuestra madre que se quedó sola y porque se fueron lo que ella más quería y a los que había cuidado tanto: sus padres y sus hermanos, y hoy mismo me lo decía con lágrimas en los ojos.
    El día del entierro sólo pasaba por mi cabeza y la dije : Feliz viaje a Extremadura, ya estás en tú tierra esa que tanto querías y de la que te tuviste que ir un día con lágrimas en los ojos, con una maleta y ocho hijos a los que sacar adelante.
    Descansar en paz os lo mereceis.

    Comentario por Mª José | 20 febrero 2012 | Responder

  3. Eso si que es bonito, hermana. Te quiero

    Comentario por Noelia | 20 febrero 2012 | Responder

  4. Que bonita y emotiva historia real, prima!! Un abrazo 😉

    Comentario por Rober | 21 febrero 2012 | Responder

  5. Nadie muere del todo si le sigues recordando, y recordándole, nacen nuevos soles.
    Un abrazo Noe. Lamento la perdida.

    Comentario por Chesku | 5 marzo 2012 | Responder

  6. Sin duda es un relato maravilloso, y una postal
    Perfecta al ocaso del día

    Comentario por weedjee | 8 agosto 2012 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: