El secreto de la vainilla

afecto

Una caricia puede resolver un problema al instante. Incluso, es capaz de engrandecer lo que toca y lo que está a su alrededor.

Los primates están aventajados en muchos aspectos, no sólo por su existencia. En lo referente a los sentimientos, ellos son únicos. Demuestran cariño incluso en ese momento en el que es más difícil hacerlo, después de una discusión.

Expertos que han pasado tiempo con distintas especies de primates han asegurado que, tras una tensa pelea, la mayoría de ellos se regala un ritual de caricias, de acicalamiento mutuo, que acaba con la tensión entre los rivales y devuelve el equilibrio al grupo. Un equilibrio que es necesario para la supervivencia del colectivo. Dejando a un lado su orgullo de ganador, es, sin embargo, el dominante el que inicia la reconciliación. Además, si alguno del grupo demuestra reticencia al entendimiento, otro primate ajeno a la riña es el encargado de obsequiar mimos.

primates

Quizá en ellos está el origen del afecto, un complemento imprescindible en la vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

1 marzo 2016 - Posted by | Uncategorized

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: